Blogia
Análisis de un Canciller

¿Tiene Francia facultad para exigir actuaciones a estado colombiano?

Colombia ha tenido una diplomacia de corte formalista, en la que como hechos importantes se encuentran la delimitación de zonas fronterizas, pero en si hemos tenido una política exterior tendiente a conservar las amistades de nuestros vecinos en un contexto expresamente formalista, salvando esto, en los últimos años con la actuación en el proyecto (PPP) Plan Puebla Panamá.

En si con los países de la Unión Europea, salvo España, rara vez se ha visto un acto bilateral, sobre proyectos de verdadera envergadura, puesto que se han realizado los actos protocolarios formales que exige el movimiento diplomático sin proponer nada que afecte o enriquezca realmente los intereses del estado colombiano.

Durante muchos años ni el estado colombiano injería en la política del estado francés, ni este último en la política colombiana, rara vez se veían visitas de altos mandatarios a estos países.

Bien podría decirse que el hecho generador, el génesis de la interacción más prominente entre estos estados se reconoce como el caso Ingrid Betancourt. Caso que hay que evaluarlo desde la óptica de estado francés y del estado colombiano.

Francia en sentido estricto está reclamando la liberación o los actos para que está se de, sobre una ciudadana de su nación, que tiene hijos franceses. En un sentido laxo este caso sobre la persona secuestrada colombo-francesa, se ha convertido en un asunto de interés nacional, que antes no lo era, si bien se pedía su liberación no era un motivo de cohesión nacional, ni de injerencia en asuntos políticos que no le competen violando el principio de no injerencia de derecho internacional

Para el gobierno colombiano no es un asunto de gran trascendencia, pues si bien es cierto que es una ciudadana secuestrada, hay que recordar que a Ingrid Betancourt se le advirtió en todas las formas posibles que su integridad corría peligro si se acercaba a esa Zona guerrillera, pero ella en su afán de hacer protagonismo político se expuso tercamente creyendo tener el control de la situación.

Por este hecho Francia ha entrado a intentado entrar a injerir en la política colombiana, entre la guerrilla y el estado, vendiendo al mundo la idea de que es estado colombiano se niega a negociar con una guerrilla de corte romanticista que busca la reivindicación social, dando paso ahora no solo a pedir la liberación de Ingrid B. sino de todos los secuestrados para acabar un problema en Colombia que lleva 60 años.

Francia ha intentado intercambiar ámbitos culturales con Colombia, para fortalecer su relación, también promover la inversión en Colombia de cadenas de mercado como carrefour y Renault

Colombia tiene sus exportaciones masivas de importancia y cuidado en tres países principales: España, Venezuela y Estados Unidos, y en otros tantos como en Francia que es el 20% de las exportaciones. Segundo Colombia no recibe ayuda militar ni económica de Francia por ende no está comprometida con el estado francés.

Tercero es importante mencionar la doble moral de la política francesa, mientras en Colombia pide al gobierno la liberación de jefes guerrilleros para que sean mediadores de la negociación sobre la liberación de secuestrados. Ante la unión europea vende la idea de un gobierno colombiano poco interesado en la liberación de secuestrados y persistente en no despejar territorios para que se lleve a cabo la negación.

Pero a Zarkozy no le han salido las cosas como esperaba, es decir presionar la gobierno colombiano, porque los países de la unión europea que antes lo apoyaban en está tesis, lo han dejado de lado. Tanto así que el gobierno de Alemania ha intercedido ante la Unión Europea a favor de la legitimidad del gobierno colombiano, pidiendo para Colombia descuentos arancelarios para el ingreso de productos colombianos a la Unión Europea, los cuales no fueron concedidos porque está organización sostiene que si Colombia quiere negociar estos descuentos debe hacerlo en bloque económico con los estados de sur América.

Por lo tanto creo que Francia no tiene poder coercitivo sobre le gobierno colombiano para exigirle una u otra determinada actuación en la política interna del estado colombiano, entonces sus relaciones se mantendrán lineales pues ni uno ni otro está interesado en romper o interrumpir relaciones.

Muy seguramente el gobierno colombiano permitirá que Francia se desgaste y utilice sus recursos en intermediar por una liberación, pero no cambiara sus relaciones formales con Francia, ni aceptará sugerencias sobre liberación de territorios para negociar, primero porque los territorios solicitados son importantes en la geografía estratégica militar y productiva.

Y segundo porque si existe verdadera voluntad política de los guerrilleros para negociar se puede pactar un cese de hostilidades de los insurgentes y acciones defensivas del ejército nacional, sin necesidad de despejar sino desplazándose con permisos a alguno de los países vecinos, ya que en función de agentes oficiosos quieren intervenir en la política del estado colombiano.

Francisco José Acevedo Caicedo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres