Blogia
Análisis de un Canciller

¿Acaso tiene política energética Latinoamérica?

Los países industrializados cada día requieren mayor cantidad de energía consumible, para sus procesos de producción, durante la década de los 70 grandes porcentajes de la producción y consumo se enfocaba al petróleo, pero el consumo se ha diversificado en combustibles como el gas y el carbón.

Esto ha dado oportunidad a otros países como Bolivia y Perú con el gas, Colombia con el carbón, de participar más activamente en el mercado de hidrocarburos internacional.

Se han hecho una serie de reformas legislativas al interior de los países latinoamericanos, con respecto a la reestructuración del equilibrio de la oferta y la demanda, países como Chile han liberado el monopolio estatal del mercado energético, otros mantienen cierto control estatal mas fuerte, con el fin de preservar los recursos nacionales, pero aun así en cierta forma han permitido la inyección de capitales extranjeros para la búsqueda y explotación de recursos, con el propósito de abastecer la demanda y ser competitivos con respecto a la calidad, cantidad y precios que regula este mercado.

Tampoco se ha logrado la reestructuración del sector energético completamente, debido a que no se ha llegado a un acuerdo sobre el precio de abastecimiento energético por la OLADE.

Faltan programas de planeación energética, es decir estructuras a corto mediano y largo plazo, partiendo encontrar y utilizar los recursos existentes y los medios para hacerlos más productivos y eficientes en la oferta y la demanda, esa falta de planeación ha generado una interdependencia energética.

Importante es el ahorro de energía nacional como planeación estatal, para poder tener un excedente y responder a la demanda internacional, y debido a las alzas de sus precios obtener beneficios, invertir en estudios para encontrar diversos medios de producción energética,. El punto crítico es el daño que está accionando con la producción y consumo de energía fósil al medio ambiente.

Es cierto que los productos energéticos renovables, no son tan competitivos como los de origen fósil, pero como su nombre lo indica al ser renovables se pueden producir en mayor cantidad, creando más puestos de trabajo, mas flujo económico aprovechando los recursos que provee la naturaleza sin destruirla ni acabar con el ecosistema.

Por ejemplo con represas hidráulicas, a excepción de Bolivia toda Suramérica tiene acceso a los océanos pacifico y atlántico respectivamente pero aun mencionado país tiene ríos que pueden ser fuente de generación de energía.

Razón por la cual es cierto que los países suramericanos son muy ricos en recursos pero muy pobres en mentalidad en ingenio para la administración y distribución de los mismos.

Bien; puede ser que tengan mentalidad para ejercer programas, en búsqueda de recursos renovables pero hay que tener en cuenta que las decisiones de los estados son determinadas por la fuerza económica que unos tienen sobre otros, además que el poder que tiene la OPEP sobre el flujo económico mundial es muy grande, y esta claro que si surgen otros productos energéticos.

Francisco José Acevedo Caicedo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres